¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente.

Actualizar mi navegador ahora
Buscador de vuelos baratos
Las fechas seleccionadas podrían no ofrecer resultados debido a COVID-19. Le sugerimos que cambie las fechas.
Seleccionar salida
  • Ultimas búsquedas
Seleccionar llegada
  • Ultimas búsquedas
{{ weekDay }}
{{ panel.label }}
¿Buscas un vuelo de ida?
{{ fromDate | dateToDayNumber }}

{{ fromDate | dateToMonthName }}

{{ fromDate | dateToDayName }}

{{ flexibleFromDateLabel }}
{{ option.label }}
?
{{ flexibleToDateLabel }}
{{ option.label }}
Clase y pasajeros
Clase
Turista
Disponible solo para clase Económica
Número de pasajeros
Adultos
{{ adults }}
Niños
{{ children }}
Bebés
{{ infants }}
  • Comparar con:

Cómo viajar con mascotas

¿Quieres viajar con tu mascota? Sabemos que nuestros amigos animales tienen personalidades y hábitos únicos: algunos pueden ser más proclives a viajar, otros menos.

Sin embargo, si quieres (o necesitas) llevar a tu mascota contigo, aquí tienes algunos consejos útiles para que podáis disfrutar juntos de la experiencia.
Cómo viajar con mascotas

Viajar con mascotas en avión

Los viajes en avión pueden ser especialmente difíciles y estresantes, sobre todo para muchos animales. Por ejemplo, los animales de nariz corta (conocidos científicamente como animales "braquicéfalos", como los bulldogs, los carlinos o los gatos persas) son bastante susceptibles a la falta de oxígeno y a los cambios de altitud, dado su sistema respiratorio. Veamos, pues, cómo volar con animales con seguridad y tranquilidad.
 

Llévalo contigo en la cabina

El primer consejo, para cualquier tipo de animal, es llevarlo contigo en la cabina. La mayoría de las compañías aéreas te permiten llevar a tu mascota en la cabina por una tarifa adicional, pero para estar seguro, es mejor que te informes sobre esta opción antes de viajar (también porque hay límites en el número de animales permitidos en la cabina). Hay algunas preguntas que puedes hacer antes de reservar tu vuelo:
 
  • En primer lugar, ¿permite la compañía aérea llevar animales en la cabina?
  • ¿Existen requisitos sanitarios y de vacunación especiales para volar con mascotas?
  • ¿Tienes que tener un tipo de portador específico? La mayoría de las compañías aéreas aceptan tanto los portabebés rígidos como los blandos (que pueden ser más cómodos), pero en los vuelos de algunas compañías sólo se permiten ciertas marcas de portabebés blandos;
  • Si no es posible llevar a tu mascota en la cabina, ¿tiene la compañía aérea alguna restricción para llevarla en la bodega?

Precauciones para viajar en la bodega

Los viajes en avión pueden ser estresantes de por sí para los animales, y en la bodega aún más. Aunque la mayoría de los animales transportados en la bodega del avión están bien, las temperaturas excesivamente calientes o frías, la mala ventilación y la manipulación brusca en su ausencia son factores a tener en cuenta. Por eso no recomendamos esta opción, pero si no tienes otra opción y es absolutamente necesario volar con tu mascota, lo mejor es que sigas estos consejos:
 
  • Elige vuelos directos: evitarás estresar a tu mascota con los traslados de un avión a otro;
  • Asegúrate de que al menos un auxiliar de vuelo sepa que tu mascota viaja en la bodega: si el capitán sabe que hay animales a bordo, puede tomar precauciones especiales;
  • No lleves animales braquicéfalos en la bodega: como ya hemos dicho, los perros pequineses, los bulldogs o los gatos persas pueden sufrir mucho durante un viaje en la bodega;
  • Asegúrate de que haya una etiqueta de identificación: además de tu nombre, es mejor que especifiques la dirección de tu casa y un número de teléfono donde se te pueda contactar en caso de necesidad. Es aún mejor si también pones una etiqueta en el soporte con la misma información;
  • Acostumbra a tu mascota al transportín (si no lo está ya): dale al menos un mes antes del vuelo para que se familiarice con el transportín. Esto minimizará su estrés durante el viaje;
  • No alimentes a tu mascota antes del vuelo: de cuatro a seis horas antes del viaje, es mejor que no coma. Sin embargo, puedes darle pequeñas cantidades de agua.
 

Controles de seguridad en los aeropuertos

Al igual que nosotros y nuestro equipaje, nuestras mascotas también deben ser revisadas antes de tomar un vuelo. El transportador de mascotas tendrá que pasar el control de seguridad, de una forma u otra. Aquí hay dos opciones: si se trata de un animal que se puede llevar con correa, asegúrate de que está bien atado para que puedas sacarlo del transportín con seguridad mientras le pasan los rayos X, o pide una forma alternativa de control que no requiera que lo saques del transportín.
 

Viajar con animales de asistencia

En el caso de los animales de asistencia (como los perros guía), las normas de transporte cambian. Por lo general, no se aplican restricciones de tamaño o peso, pero puede haber casos en los que la compañía aérea con la que viajas no te permita llevar a tu mascota en la cabina. En este caso, la regla de oro es ponerse en contacto con la compañía aérea antes de reservar un billete para asegurarse de cuáles son las condiciones para volar con tu animal de asistencia.
 

Viajar con mascotas en el coche

Viajar en coche es una opción cómoda y menos estresante que volar para un animal. Sin embargo, incluso en este caso, es mejor tomar algunas pequeñas precauciones:
Cómo viajar con mascotas

Abróchate el cinturón de seguridad

Sí, incluso nuestros amigos animales necesitan un cinturón de seguridad. Son fáciles de comprar y aumentan mucho la seguridad en el coche (¡como para nosotros!). Como alternativa, hay muchos portabebés con ganchos de seguridad para el coche; también es una buena opción.
 

Utiliza el asiento trasero

Por tu seguridad y la de tu mascota, es mejor utilizar el asiento trasero que el delantero. En caso de colisión o accidente, es más seguro que tu mascota vaya en el asiento trasero.
 

Haz varias pausas durante el viaje

Al igual que nosotros necesitamos estirar las piernas, ir al baño o comer algo, nuestras mascotas también lo necesitan, ¡si no más! Por lo tanto, es mejor hacer algunas pausas durante el viaje para dar a nuestras mascotas la oportunidad de tomar aire y relajarse un poco: aliviará el estrés del viaje y hará que se sientan más serenas y relajadas.
 

Nunca, jamás, dejes a tu mascota sola en el coche

Incluso un breve descanso en el que te alejes un momento no es una buena razón para dejar a tu mascota sola en el coche. Si tu mascota ya está estresada por el viaje, ver que te alejas, aunque sea por poco tiempo, puede causarle una gran agitación (recuerda que muchos animales no tienen el concepto del paso del tiempo, puede parecer un momento como si fuera una eternidad). Durante las estaciones más cálidas, el calor que se crea en el coche puede ser muy perjudicial y peligroso para la salud de tu mascota, aunque sólo sea durante unos minutos.

Hecho: Los gatos prefieren un transportín. No todos los gatos son necesariamente así, pero en general se sienten más cómodos viajando en coche en un transportín. De nuevo, recuerda asegurarlo bien para que no se sacuda durante el viaje.

Viajar con mascotas en los trenes

Muchas empresas permiten el transporte de mascotas en los trenes. Aquí se aplican los mismos consejos que para los aviones y los coches:
 
  • Aprovecha los descansos en las estaciones para dejar salir a tu mascota un rato.
  • Utiliza un transportín si tu mascota se siente más segura y cómoda.
  • Asegúrate de que tu mascota puede tener algo que beber o comer si lo desea.
  • Infórmate en la empresa sobre las medidas y normas de seguridad para el transporte de animales.
Como viajar con mascotas

Otros consejos útiles

  • Recuerda que los animales también tienen documentos: la Unión Europea, por ejemplo, también exige un certificado sanitario y un pasaporte para las mascotas. Infórmate siempre de la normativa del país de destino antes de viajar si piensas llevar a tu mascota contigo.
  • Si no es necesario, considera la posibilidad de no llevar a tu amigo animal contigo: a algunos les encanta viajar, otros tienen miedo y sufren mucho. Sólo tú le conoces lo suficiente para saberlo, así que elige la mejor solución para su bienestar.
  • Busca un hotel que admita mascotas: antes de salir, debes averiguar siempre cuál es la política del hotel en materia de mascotas. Hoy en día, muchos establecimientos están equipados y aceptan prácticamente cualquier mascota, otros no. Evita sorpresas desagradables e infórmate de antemano.
  • Haz que se sienta como en casa: si tu mascota tiene juguetes favoritos para jugar, por ejemplo, ¡llévalos contigo!

¿Preparado para salir? Siguiendo estos sencillos consejos, estamos seguros de que tú y tu mascota disfrutaréis de un viaje con tranquilidad.
Encuéntranos en